Noticias

Los beneficios de la actividad física regular

Los malos hábitos son difíciles de romper. Los buenos hábitos también. La actividad física regular, diaria o al menos la mayoría de días de la semana, es uno de los hábitos que pueden volverse difíciles de romper si uno quiere mantener o mejorar su salud

Los estudios clínicos demuestran que la actividad física regular en los momentos de ocio reduce el riesgo de padecer un ictus cerebral, especialmente en mujeres. Cuanta más activa físicamente es la mujer, mayor es la reducción del riesgo de padecer un ictus.
Si usted quiere empezar un nuevo programa de ejercicios debería consultar primero con su médico para evaluar cualquier problema de salud que pueda padecer y ver si precisa alguna precaución especial antes de iniciar el ejercicio.

"Es recomendable ir aumentando la duración y la intensidad de las sesiones de ejercicio gradualmente"


Ser más activo:


Elija una variedad de actividades físicas que le gusten y practíquelas de forma regular y a un ritmo moderado, durante unos 30-60 minutos cada día, al menos 5 días a la semana. No es necesario hacer todo el ejercicio en una sola sesión. Varias sesiones de 10-15 minutos también pueden ser igual de efectivas.

Cantidad de calorías quemadas por hora* de ejercicio


Hombres**

Mujeres***

Actividad ligera
limpiar la casa, jugar a béisbol, jugar a golf

300

240

Actividad moderada
Caminar rápido (6 Km/h), cuidar el jardín, pasear en bicicleta (10 Km/h) bailar, jugar a baloncesto

460

370

Actividad intensa
Correr (10 km/h) jugar a fútbol, andar

730

580

Actividad muy intensa
Carrera (147 Km/h), jugar a tenis, esquiar

920

740


*Puede depender de diversos factores, entre ellos las condiciones ambientales
**Hombre sano de 70 kilos
***Mujer sana de 60 kilos

Beneficios a corto plazo:

· Un corazón más sano
· Aumento de la resistencia
· Músculos, huesos y articulaciones más sanos
· Mayor consumo de calorías
· Más energía
· Mayor capacidad para tolerar el estrés
· Mayor sensación de bienestar
· Mayor facilidad para dormir y dormir mejor

"Si uno puede hablar fácilmente, la intensidad del ejercicio es moderada"


Beneficios a largo plazo:

Reducción del riesgo de:

· Morir prematuramente
· Morir de enfermedad cardíaca
· Desarrollar diabetes
· Desarrollar hipertensión arterial
· Ser obeso
· Desarrollar cáncer de colon

"Si empieza a respirar demasiado rápido, probablemente se está esforzando demasiado"


Intensidad del ejercicio

Una forma de determinar la intensidad con la que se está realizando un ejercicio es intentar hablar mientras se está haciendo. Si uno puede hablar fácilmente, la intensidad del ejercicio es moderada. Puede intentar aumentar la intensidad con objeto de hacer el ejercicio más vigoroso. Si empieza a respirar demasiado rápido, probablemente se está esforzando demasiado.

Duración de la sesión del ejercicio e intensidad:

El ejercicio que aumenta la frecuencia cardíaca es el ideal, pero no necesariamente tiene que ser agotador para ser beneficioso. Muchas actividades de la vida diaria como subir las escaleras a pie o caminar en lugar de utilizar el transporte privado, pueden proporcionar beneficios.
Si usted elije una actividad menos extenuante, debe hacer ejercicio durante más tiempo. Por ejemplo, usted necesita una sesión más larga de caminar rápido (30 minutos o más) para experimentar un beneficio sobre su salud similar al de una sesión más corta de correr (15-20 minutos). Es recomendable ir aumentando la duración y la intensidad de las sesiones de ejercicio gradualmente.