Noticias

¿Durante cuánto tiempo puede infectar el COVID-19 en cartón, metal o plástico?

Un estudio publicado en New England Journal of Medicine revela que el virus COVID-19 puede permanecer horas o días en diversas superficies e incluso en el aire.

«Este virus se transmite con bastante facilidad a través de contactos indirectos, lo cual le convierte en un patógeno muy difícil de contener» afirma James Lloyd-Smith, uno de los co-autores del estudio y profesor de ecología y biología evolutiva en la Universidad de California en Los Ángeles. «Si alguien toca objetos que otra persona ha tocado recientemente, debe saber que podrían estar contaminados, por lo que deberá lavarse las manos». En febrero de 2020, Lloyd-Smith et al. reportaron en la revista científica eLife que el cribado de viajeros no es muy efectivo, pues el virus es extremadamente difícil de detectar. La mayoría de casos no presentan síntomas hasta cinco días o más después de haber quedado expuestos al patógeno, por lo que podrían estar contagiando el virus sin saberlo durante días.

El estudio trató de reproducir situaciones en las que el virus queda depositado en superficies de uso cotidiano en una casa particular u hospital después de que una persona infectada con el patógeno tose o toca algún objeto. A continuación, investigaron durante cuánto tiempo puede continuar activo el virus (esto es, con capacidad de infectar). Los investigadores descubrieron que el virus es detectable durante un máximo de tres horas en aerosol, cuatro horas en superficies de cobre, 24 horas en cartón y 2-4 días en superficies de plástico y acero inoxidable.

Por otra parte, el Instituto alemán de evaluación de riesgos (BfR) reporta que, si bien es posible contagiarse mediante el contacto con superficies contaminadas, no es muy probable. Una persona, en teoría, puede tocar una superficie contaminada, y luego llevarse las manos a nariz, boca u ojos. Lavarse las manos con frecuencia reduce aun más las posibilidades de infectarse, pues el virus no puede ser absorbido por la piel. La forma de transmisión más común sigue siendo la aspiración de gotas microscópicas que una persona infectada expulsa cuando tose o estornuda.

Las conclusiones del estudio vienen a reforzar las recomendaciones de la OMS para ralentizar la propagación del COVID-19:
• Evitar contacto con personas enfermas.
Lavarse las manos con frecuencia durante un mínimo de 20 segundos.
• Evitar tocarse ojos, nariz y boca.
• Si estamos enfermos, debemos quedarnos en casa.
• Toser o estornudar en un pañuelo desechable, o en su defecto en el codo.
• No reutilizar pañuelos de papel.
• Desinfectar a menudo objetos y superficies de uso cotidiano (pomos de puertas, grifos…)