Noticias

Los riesgos de la radioterapia son mucho mayores para las fumadoras

Las fumadoras bajo tratamiento por cáncer de mama tienen un riesgo muy superior al de las no fumadoras de desarrollar cáncer de pulmón o un sufrir un ataque al corazón como resultado de la radioterapia, según un estudio publicado en Journal of Clinical Oncology.

El estudio muestra que para los no fumadores el riesgo a largo plazo de muerte por cáncer de pulmón o por ataque al corazón a causa de la radiación es del 0,5%. Para las fumadoras, este porcentaje aumenta hasta el 5%.

Reducir factores de riesgo
Estos hallazgos se basan en los resultados de un estudio que ha analizado 40,781 casos de mujeres con cáncer de pecho participantes en 75 ensayos aleatorios de radioterapia. Debido a las mejoras en las modernas técnicas de radioterapia y a sus menores efectos secundarios sobre pulmones y corazón, los investigadores analizaron estudios recientes para estudiar hasta qué punto la radioterapia más moderna afecta a estos órganos.
 
Los datos revelaron que para las no fumadoras, el riesgo absoluto de fallecimiento por los efectos secundarios de la radioterapia moderna es de tan sólo un 0,5%, mientras que para las fumadoras el riesgo es de aproximadamente el 5%, por lo que dejar de fumar en el momento del tratamiento de la radioterapia evitará la mayor parte de riesgos de cardiopatías y cáncer de pulmón asociados a radioterapia, además de muchos otros efectos beneficiosos. Estos datos, afirman los autores del estudio, remarcan la necesidad de que las pacientes de cáncer de pecho reciban información y apoyo para dejar de fumar, a fin de minimizar los riesgos asociados al tratamiento. Las técnicas de radioterapia han mejorado mucho en la actualidad, pero deben tomarse todas las medidas necesarias para reducir sus efectos secundarios y riesgos asociados.

El artículo, titulado Estimating the Risks of Breast Cancer Radiotherapy: Evidence From Modern Radiation Doses to the Lungs and Heart and From Previous Randomized Trials, fue publicado en Journal of Clinical Oncology el 21 de marzo de 2017.