Noticias

Preguntas y respuestas sobre la cafeína y la salud

La cafeína es uno de los ingredientes de la ingesta alimentaria más y mejor estudiados, ya que durante siglos se ha consumido con total seguridad en alimentos y bebidas

¿Qué es la cafeína?

La cafeína es una sustancia natural presente en las hojas, las semillas o los frutos de al menos 63 especies de plantas en todo el mundo.


¿Qué alimentos y bebidas contienen cafeína?


 Las fuentes más comúnmente conocidas de cafeína son el café, el té, algunas bebidas refrescantes y el chocolate. La cantidad de cafeína en los productos alimentarios varía dependiendo del tamaño de la ración, el tipo de producto y el método de preparación. La variedad de plante de café y de té también afecta al contenido de cafeína.

El café es la principal fuente de cafeína en nuestro país. Una taza de café contiene normalmente unos 65 mg de cafeína; una taza de té unos 40 mg; los refrescos de cola unos 24 mg; y el chocolate con leche unos 6 mg.


¿Cuánta cafeína consumimos?


El consumo de cafeína per capita promedio en los adultos es de aproximadamente 200 mg al día. El consumo medio en los niños es de alrededor 50 mg al día (la cuarta parte de la cantidad consumida por los adultos).


¿La cafeína es segura?


 Todos los estudios realizados apuntan que sí, que la cafeína se reconoce generalmente como segura, ya que no se ha encontrado que aumente el riesgo de enfermedad. El consumo moderado de cafeína es seguro.


¿Cuánta cafeína es demasiada?


 Depende de cada individuo. La sensibilidad a la cafeína depende de muchos factores, entre ellos la frecuencia y cantidad de la ingesta, el peso corporal y la condición física. El consumo moderado de cafeína, unos 300 mg al día, es seguro para la mayoría de adultos.


¿Cuáles son los principales efectos de la cafeína?


 Dependiendo de la cantidad de cafeína ingerida, suele haber una estimulación leve del sistema nervioso central.


¿Quién debería limitar su consumo de cafeína?


 Las cantidades moderadas de cafeína son seguras para la mayoría de las personas. Algunos individuos pueden ser más sensibles y notar sus efectos a dosis inferiores. El embarazo y el envejecimiento pueden afectar a la sensibilidad individual a la cafeína.


¿El consumo de cafeína causa deshidratación?


 No existe evidencia alguna de que la cafeína de las bebidas produzca deshidratación. Su efecto diurético es perfectamente compensado por la cantidad de líquido que proporciona la propia bebida.


¿La cafeína es segura también para los niños?


Las investigaciones no han encontrado evidencia alguna que sugiera que la ingesta de cafeína en los niveles normales en alimentos y bebidas tenga perjuicio alguno. El sentido común de los padres es lo más importante en cuanto a la cantidad que debe ingerir su hijo.


¿El consumo de cafeína en los niños los vuelve hiperactivos?


 No hay ninguna evidencia científica que relacione la cafeína con el comportamiento hiperactivo, ni con el trastorno por déficit de atención de los niños. Los niños no son más sensibles a los efectos de la cafeína que los adultos.


¿La cafeína es segura durante el embarazo?


 La mayoría de médicos e investigadores están de acuerdo que el consumo moderado de cafeína es totalmente seguro para las mujeres embarazadas. El consumo de hasta unos 300 mg al día (dos o tres tazas de café) no tiene ningún tipo de consecuencia negativa para el embarazo.


¿Y durante la lactancia materna?


 El consumo moderado de cafeína durante la lactancia natural es seguro y aunque pasa una mínima cantidad al niño a través de la leche, no tiene efecto alguno sobre el niño.


¿La cafeína afecta al colesterol?


 No existe evidencia alguna de que el consumo de cafeína modifique los niveles sanguíneos de colesterol.


¿La cafeína aumenta la presión arterial?


 La cafeína no causa hipertensión crónica ni aumentos persistentes de la presión arterial. Sin embargo, los individuos con hipertensión deben consultar con su médico acerca de la ingesta de cafeína.


¿El consumo de cafeína está relacionado con las enfermedades cardíacas?


 La mayoría de los estudios realizados llegan a la conclusión de que la ingesta de cantidades moderadas de cafeína no está asociada con ningún tipo de aumento del riesgo de las enfermedades cardiovasculares como hipertensión arterial, arritmia cardíaca o cardiopatía coronaria.