Prensa

Asocian un menor riesgo de ictus y tasas más bajas de sangrado mayor al uso de apixaban frente a warfarina en pacientes de edad avanzada con FANV

  • El análisis observacional de la base de datos estadounidense Humana ha servido para evaluar la efectividad y seguridad de los anticoagulantes directos frente a warfarina en condiciones de vida real

Madrid, 11 de septiembre de 2017 Bristol-Myers Squibb y Pfizer han presentado los resultados de un análisis de datos de vida real de la base de datos estadounidense Humana, en el que el tratamiento con apixaban (Eliquis®) se asoció a un riesgo significativamente menor de ictus/embolia sistémica y a tasas más bajas de sangrado mayor en comparación con la warfarina, en pacientes con una edad de 65 años de edad en adelante con fibrilación auricular no valvular (FANV). La base de datos Humana incluye solicitudes de reembolso de gastos médicos y farmacéuticos de gestión del gasto sanitario de más de 20 millones de personas, principalmente residentes en regiones del sur y el medio oeste de los Estados Unidos. Este análisis se ha publicado recientemente en la revista Current Medical Research and Opinion, con datos de cohortes seleccionadas, y también se ha presentado en el Congreso ESC 2017, organizado por la Sociedad Europea de Cardiología, en Barcelona.

 

En este análisis observacional realizado con datos de vida real, se identificó a pacientes con FANV con el seguro Medicare Advantage estadounidense en función de la edad (con una edad de 65 años en adelante), y con una solicitud de reembolso de gastos farmacéuticos para apixaban o warfarina entre el 1 de enero de 2013 y el 30 de septiembre de 2015. En el análisis se evaluaron las tasas de ictus/embolia sistémica (incluyendo ictus isquémico, ictus hemorrágico y embolia sistémica) y sangrado mayor (incluyendo hemorragia intracraneal, sangrado gastrointestinal y otros tipos de sangrado mayor). Las tasas de ictus/embolia sistémica y sangrado mayor se evaluaron en el seguimiento, teniendo en cuenta las  de hospitalización con los correspondientes códigos ICD-9-CM en la primera posición entre los códigos de diagnóstico asociados a cualquiera de las solicitudes de reembolso de pacientes hospitalizados. Los análisis de datos de vida real no pueden utilizarse como datos independientes para validar la eficacia y/o seguridad de un tratamiento ya que solo permiten evaluar la relación y no la causalidad[i],[ii].

 

“Hace tiempo que se ha determinado que la FANV conlleva un riesgo significativo de ictus, y su prevalencia aumenta con la edad”, afirma el doctor Steven Deitelzweig, autor principal de la publicación y presidente del departamento de sistema de medicina hospitalaria del Centro Médico Ochsner de Nueva Orleans (EE.UU.). “Los datos de vida real, como los del análisis de la base de datos Humana, proporcionan información adicional que permite la toma de decisiones terapéuticas informadas para subpoblaciones de pacientes seleccionados -como las personas de edad avanzada- en la práctica clínica diaria”, añade.

 

En este análisis, apixaban se asoció a un menor riesgo de ictus/embolia sistémica (cociente de riesgos [CR]:0,65; 95% de intervalo de confianza [IC]: de 0,51 a 0,83; p=0,001) y tasas más bajas de sangrado mayor (CR:0,53; IC del 95%: de 0,45 a 0,63; p=0,001) en comparación con la warfarina. La duración media del seguimiento fue de 6,3 meses para apixaban y 8,3 meses para la warfarina. Estos datos complementan los resultados del ensayo clínico pivotal de fase III ARISTOTLE (del inglés, Apixaban for Reduction In STroke and Other ThromboemboLic Events in Atrial Fibrillation). Independientemente de estos resultados de los estudios clínicos, se debe siempre tener en cuenta que, como todos los anticoagulantes, apixaban incrementa el riesgo de sangrado y puede causar un sangrado mayor y potencialmente mortal.

 

Este análisis forma parte del programa global de análisis de datos de vida real de la alianza BMS-Pfizer, ACROPOLIS™ (del inglés, Apixaban ExperienCe Through Real-WOrld POpuLatlon Studies). Las fuentes de datos para ACROPOLIS incluyen historias clínicas anonimizadas, datos de solicitudes de reembolso de gastos médicos y farmacéuticos de seguros médicos y bases de datos del sistema nacional de salud, lo que representa historiales de pacientes de diversas poblaciones y geografías.

 

“Las personas de 65 años en adelante que padecen fibrilación auricular no valvular tienen entre tres y cinco veces más probabilidad de sufrir un ictus que las personas sin esta afección[iii],[iv],[v], afirma el doctor Christoph Koenen, responsable de desarrollo de apixaban en Bristol-Myers Squibb. “Pese a los avances terapéuticos de la última década, sigue habiendo un número considerable de personas en este grupo de edad con FANV que no reciben tratamiento[vi]”, apunta.

 

“Gracias a estos análisis de datos de vida real, seguimos incrementando la evidencia científica de apixaban en grupos de pacientes habituales en la práctica clínica, como los pacientes de edad avanzada”, según el doctor Rory O’Connor, director médico de Pfizer. “Los análisis del programa ACROPOLIS tienen como objetivo complementar los resultados del ensayo clínico aleatorizado de apixaban, con las perspectivas recogidas de los datos recopilados en amplias poblaciones de pacientes y diversos contextos clínicos”, añade.

 

Metodología

Además de la cohorte de apixaban, en este análisis observacional y retrospectivo de la base de datos Humana se incluyeron otros dos anticoagulantes orales directos (rivaroxaban y dabigatran). El análisis se llevó a cabo en pacientes de 65 años en adelante con FANV que no habían recibido anticoagulantes orales durante al menos un año. Los pacientes debían contar con un plan de salud continuo con cobertura médica y farmacéutica durante al menos 12 meses antes de la fecha de inicio. Se excluyó a los pacientes con solicitudes de reembolso indicativas de diagnóstico de cardiopatía valvular, tromboembolia venosa, fibrilación auricular transitoria, cirugía cardíaca, hipertiroidismo y tirotoxicidad, o embarazo durante el periodo basal.

 

En este análisis, se identificaron 7.107 pacientes emparejados tratados con apixaban y warfarina, respectivamente (n=14.214) tras equilibrar las características de los pacientes mediante emparejamiento por puntuación de propensión (PSM, propensity score matching). En este análisis, se utilizó la regresión logística de variables múltiples para generar puntuaciones de propensión con covariables para equilibrar características demográficas y clínicas seleccionadas. Se llevó a cabo un PSM uno a uno entre los pacientes tratados con apixaban frente a warfarina para comprobar si las cohortes estaban bien equilibradas con características claves de los pacientes que no eran estadísticamente significativas (p>0,05). Se utilizaron modelos de riesgos proporcionales de Cox para estimar el cociente de riesgos (CR) -las tasas en las que se produjeron los episodios- de ictus/embolia sistémica y hemorragia importante utilizando códigos ICD-9 principales de solicitudes de reembolso de pacientes hospitalizados.

 

Limitaciones de los datos de vida real y del análisis de la base de datos Humana

Los datos de vida real tienen el potencial de complementar los datos de ensayos clínicos aleatorizados ya que proporcionan información adicional sobre el comportamiento de los medicamentos en la práctica médica habitual. Los estudios de vida real presentan varias limitaciones. Por ejemplo, el tipo de datos utilizados y su origen pueden limitar la posibilidad de generalizar los resultados y los criterios de valoración. Los estudios observacionales de vida real solamente permiten evaluar la relación, y no la causalidad. Debido a estas limitaciones, los análisis de datos reales no pueden utilizarse como evidencias independientes para validar la eficacia o la seguridad de un tratamiento. Es importante señalar que, actualmente, no disponemos de ensayos clínicos comparativos entre anticoagulantes orales directos.

 

En este análisis, aunque se utilizó el PSM para controlar múltiples factores de confusión, sigue existiendo un posible sesgo residual. Las solicitudes de reembolso para una prescripción presentada no indican que el medicamento se haya usado o tomado según la prescripción. Además, los medicamentos dispensados sin receta o proporcionados como muestras no se registran en los datos de solicitudes de reembolso. Por último, la base de datos de solicitudes de reembolso de seguros médicos Humana está compuesta por solicitudes de personas de las regiones del sur y el medio oeste de EE.UU., y los resultados de este estudio no pueden generalizarse a toda la población de edad avanzada del país.

 

Acerca de Eliquis

Eliquis® (apixaban) es un inhibidor oral directo del factor Xa de la coagulación. Al inhibir el factor Xa, una proteína clave para la coagulación sanguínea, Eliquis® disminuye la generación de trombina y la formación de coágulos sanguíneos. Eliquis® está aprobado para múltiples indicaciones, basándose en los datos de eficacia y seguridad, resultantes de siete ensayos clínicos fase 3 a nivel global. En Europa, Eliquis® está indicado para la reducción del riesgo de ictus y embolia sistémica en pacientes adultos con fibrilación auricular no valvular; para la prevención de tromboembolismos venoso (TEV) en pacientes adultos sometidos a cirugía electiva de cadera o rodilla; y para el tratamiento de la TVP y EP y la prevención de las sus recurrencias en pacientes adultos.

 

Sobre ACROPOLIS™

ACROPOLIS™ (Apixaban ExperienCe Through Real-WOrld POpuLatIon Studies – Experiencia con Apixaban a través de Estudios de Población en la Vida Real) es el programa global de investigación en vida real de apixaban, diseñado para generar nuevas pruebas a partir de la práctica clínica rutinaria. El programa ACROPOLIS incluirá análisis retrospectivos basados en resultados procedentes de más de 10 bases de datos de todo el mundo, incluyendo registros médicos, datos sobre reclamaciones de seguros médicos y farmacéuticos, y datos de los sistemas sanitarios nacionales.

 

Los análisis de datos en vida real permiten una mejor comprensión del uso de apixabán fuera del entorno del ensayo clínico, así como una introspección sobre otras medidas de asistencia sanitaria, tales como la hospitalización y los costes.

 

Sobre ARISTOTLE

ARISTOTLE (Apixaban for Reduction In STroke and Other ThromboemboLic Events in Atrial Fibrillation – Apixaban para la Reducción de Infartos y otros Accidentes Tromboembólicos en Fibrilación Auricular) se diseñó para evaluar la eficacia y la seguridad de apixabán frente a la warfarina en la prevención de infartos o embolismos cerebrales o sistémicos. En ARISTOTLE se ensayaron 18.201 pacientes (9.120 pacientes a apixabán y 9.081 a la warfarina). ARISTOTLE fue un ensayo multinacional, controlado, aleatorizado, doble ciego y con doble enmascaramiento, realizado en pacientes con fibrilación auricular no valvular o aleteo auricular, y con al menos un factor de riesgo adicional de ictus. Los pacientes se aleatorizaron para el tratamiento con apixabán 5 mg por vía oral dos veces al día (o 2,5 mg dos veces al día en pacientes con los criterios de reducción de dosis, que representaron el 4,7 por ciento de todos los pacientes) o de warfarina (intervalo objetivo INR de 2,0-3,0), y continuó durante un promedio de 1,8 años.

 

Acerca de la colaboración entre Bristol-Myers Squibb y Pfizer

En 2007, Bristol-Myers Squibb y Pfizer iniciaron una colaboración mundial para desarrollar y comercializar Eliquis® (apixaban), un anticoagulante oral de acción directa en investigación descubierto por Bristol-Myers Squibb. Esta alianza global combina la larga trayectoria de Bristol-Myers Squibb en el desarrollo y comercialización de medicamentos cardiovasculares con la relevancia a escala global de Pfizer y su experiencia en esta área.

 

Acerca de Bristol-Myers Squibb

Bristol-Myers Squibb es una compañía biofarmacéutica global cuya misión es descubrir, desarrollar y comercializar tratamientos innovadores que ayuden a los pacientes a superar enfermedades graves. Más información sobre la compañía en http://www.bms.es

 

Pfizer, trabajando juntos por un mundo más sano®

Pfizer, como compañía farmacéutica que trabaja para mejorar la salud de las personas, se dedica al desarrollo de terapias y vacunas innovadoras para curar y prevenir enfermedades o aliviar sus síntomas. Con una trayectoria de más de 165 años, Pfizer mantiene su compromiso con la sociedad y apuesta por la I+D para dar respuesta a las necesidades médicas de hoy y del mañana. El avance de la ciencia y la tecnología, así como su aplicación médica, exige colaborar con todos los implicados para maximizar la cartera de medicamentos y que la innovación farmacéutica llegue a todas las personas que la necesitan de manera rápida, asequible, fiable y con transparencia, de acuerdo a los más altos estándares de calidad y seguridad. Para más información www.pfizer.es

 

 

 

[i] Garrison LP, Neumann PJ, Erickson P, Marshall D, Mullins CD. Using real-world data for coverage and payment decisions: the ISPOR real-world data task force report. Value Health. 2007;10:326-335.

[ii] Hannan EL. Randomized clinical trials and observational studies. J Am Coll Cardiol Intv. 2008;1:211-217.

[iii] January, C. T. ACC/AHA/HRS Guideline for the Management of Patients With Atrial Fibrillation. Circulation. 2014;130:E212-E212.

[iv] Eagle, K. A. Management of Atrial Fibrillation: Translating Clinical Trial Data into Clinical Practice. The American Journal of Medicine. 2011;124:4-14.

[v] Wolf PA, Abbott RD, Kannel WB. Atrial fibrillation as an independent risk factor for stroke: the Framingham study. Stroke. 1991;22: 983–8.

[vi] Hsu JC, Maddox TM, Kennedy K, et al. Aspirin instead of oral anticoagulant prescription in atrial fibrillation patients at risk for stroke. J Am Coll Cardiol. 2016;67:2913–23.