Prensa

España, con un 24% de utilización, a la cola europea en el acceso a anticoagulantes orales de acción directa (ACODs)

  • La media europea es del 43%. Solo Finlandia (22%) y Holanda (17%) tienen una tasa de utilización inferior[i]

 

  • Inspectores de los Servicios Provinciales de Sanidad de Aragón, junto con expertos en Cardiología y Atención Primaria, han analizado los retos en el manejo del paciente anticoagulado

 

[i] IMS Midas Q1’16.

 

Zaragoza, 6 de abril de 2017. La fibrilación auricular (FA) constituye la arritmia cardíaca más común[i]. Según datos de la Sociedad Española de Cardiología, afecta al 4,4% de la población española mayor de 40 años, es decir, más de un millón de pacientes, de los cuales más de 90.000 están sin diagnosticar [ii]. Su principal riesgo es el ictus, que supone la primera causa de muerte en las mujeres y la segunda en hombres en España [iii],[iv], así como la embolia sistémica o episodios graves de sangrado; en ambos casos pueden llegar a producir la muerte o invalidez total de quienes los sufren. Para su prevención, los pacientes son tratados con antivitamina K (AvK) o ACODs.

 

Con el objetivo de tratar el correcto abordaje de los pacientes anticoagulados y analizar la prescripción de tratamientos en España y el resto de países europeos, se ha celebrado recientemente el I Foro Científico de Anticoagulación en Zaragoza, dirigido a inspectores de los Servicios Provinciales de Sanidad de Aragón. Este foro, impulsado por la alianza BMS-Pfizer, se suma a las jornadas ya celebradas en Valencia, Alicante y Extremadura.

 

Como ponentes, han participado los doctores Luis Lample, coordinador del Centro de Salud de Atención Primaria María de Huerva, y José Ramón Laperal, cardiólogo del Centro Médico de Especialidades San José.

 

Uno de los temas tratados ha sido el alto índice de pacientes anticoagulados mal controlados, cifra que alcanza el 40% de los pacientes [v],[vi], xi. Asimismo, se han resaltado las barreras de acceso a los ACODs y las diferencias en la prescripción por países. Tal y como ha explicado el doctor Luis Lample: “Resulta fundamental la puesta al día de la terapia anticoagulante, sobre todo tras la aparición hace más de nueve años de los ACODs, que aportan mayor seguridad y eficacia al tratamiento[vii],[viii] si se comparan con los anticoagulantes clásicos como los antivitamina K o la warfarina. En la mayoría de los países se prescriben con normalidad, pero en España no siempre resulta fácil”. En esta línea, ha mostrado las diferencias muy representativas entre países, como Bélgica o Noruega, con los porcentajes más altos de utilización de ACODs (69% y 63% respectivamente) y España[ix]: “Somos el tercer país europeo por la cola en utilización, con un 24% sobre el total anticoagulados. Solo por debajo están Finlandia, con un 20%, y Holanda, con un 17%”.

 

Para el doctor José Ramón Laperal, las barreras de acceso a los ACODs se deben, entre otros factores, a la falta de conocimiento específico respecto a los riesgos de no tener un correcto tratamiento. En este sentido, ha resaltado el rol de los inspectores médicos que “son los actuales encargados de supervisar, mediante el visado correspondiente, la prescripción de los nuevos anticoagulantes, por lo que su formación e información de la patología resulta fundamental”.

 

Entre las conclusiones de la jornada, se ha subrayado la importancia de mejorar el control de los pacientes anticoagulados, con el objetivo de evitar tanto el ictus tanto isquémico como hemorrágico, así como la hemorragia cerebral. Sus consecuencias directas para las personas y sus familiares, así como indirectas para el sistema sanitario, exigen la necesaria colaboración entre las diferentes especialidades médicas y la Administración, a través de medidas como el control y supervisión que llevan a cabo los inspectores médicos.

 

Acerca de la colaboración entre Bristol-Myers Squibb y Pfizer

En 2007, Bristol-Myers Squibb y Pfizer iniciaron una colaboración mundial para desarrollar y comercializar Eliquis® (apixaban), un anticoagulante oral de acción directa en investigación descubierto por Bristol-Myers Squibb. Esta alianza global combina la larga trayectoria de Bristol-Myers Squibb en el desarrollo y comercialización de medicamentos cardiovasculares con la relevancia a escala global de Pfizer y su experiencia en esta área.

 

Acerca de Bristol-Myers Squibb

Bristol-Myers Squibb es una compañía biofarmacéutica global cuya misión es descubrir, desarrollar y comercializar tratamientos innovadores que ayuden a los pacientes a superar enfermedades graves. Más información sobre la compañía en http://www.bms.es

 

Pfizer, Trabajando juntos por un mundo más sano

En Pfizer desarrollamos terapias innovadoras para contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas a través de la ciencia y de todos los recursos de los que disponemos. Nos esforzamos para que nuestros medicamentos estén a disposición de los pacientes y de los profesionales sanitarios, ajustándose a los más altos estándares de calidad y seguridad gracias al descubrimiento, desarrollo y fabricación de tratamientos para el cuidado de la salud.

 

Durante más de 150 años de compromiso con la sociedad, Pfizer en la actualidad cuenta con medicamentos, vacunas y algunos de los productos de consumo para el cuidado de la salud más conocidos del mundo. Los colaboradores de Pfizer se esfuerzan para mejorar el bienestar, la prevención y la eficacia de los tratamientos con los que cubrir las necesidades médicas de nuestro tiempo. Consecuentes con nuestra responsabilidad con las personas, colaboramos con todos los implicados para garantizar el acceso a nuestras medicinas y apoyar la mejor asistencia al paciente de manera asequible y fiable. Para obtener más información, por favor, visítenos en www.pfizer.es.

 

Referencias

 

[i] Camm AJ, Kirchhof P, Lip GY, Schotten U, Savelieva I, Ernst S, et al. Guidelines for the management of atrial fibrillation: the Task Force for the Management of Atrial Fibrillation of the European Society of Cardiology (ESC). Eur Heart J. 2010; 31: 2369-429.

[ii] Gómez-Doblas JJ et al. Prevalencia de fibrilación auricular en España. Resultados del estudio OFRECE. Rev Esp Cardiol. 2014; 67:259-69 - Vol. 67.

[iii] Instituto Nacional de Estadística. Defunciones según la causa de muerte. 2006.

 

[iv] Álvarez Sabín J, Mortalidad hospitalaria por ictus. Rev Esp Cardiol. 2008; 61:1007-9.

 

[v]  Barrios V, Escobar C, Calderón A, Rodríguez Roca GC, Llisterri JL, Polo García J. Uso del tratamiento antitrombótico según la escala CHA2DS2-VASc en los pacientes con fibrilación auricular en atención primaria. Rev Esp Cardiol. 2014; 67:150-1.

 

[vi] Clua Espuny JL, Lechuga Duran I, Bosh Princep R, Roso Lorach A et al.Prevalencia de la fibrilación auricular desconocida y la no tratada con anticoagulantes. Estudio AFABE. Rev Esp Cardiol. 2013; 66:545-52.

 

[vii] Lin I at al., Contemporary results from EHR study of real-world bleeding risk among elderly and overall non-valvular atrial fibrillation patients prescribed apixaban, dabigatran, rivaroxaban and warfarin, Eur Heart J 2016: 37 (Abstract Supplement), 235-236.

 

[viii] Hohnloser S at al., Risk of bleeding with non-vitamin K antagonists and phenprocoumon in routine care patients with non-valvular atrial fibrillation, European Heart Journal ( 2016 ) 37 ( Abstract Supplement ), 513.

 

[ix] IMS Midas Q1’16.

 

xi Barrios V et al. Anticoagulation Control in Patients With Non valvular Atrial Fibrillation Attended at Primary Care Centers in Spain: The PAULA Study. Rev Esp Cardiol. 2015; 68 (9):769-776.