Noticias

¿Dormir poco engorda?

Un estudio de una universidad británica publicado en la revista PLOS One halla relación entre dormir un número de horas insuficiente y un mayor diámetro de cintura.

Los adultos británicos que duermen mal es más probable que tengan sobrepeso y obesidad y tienen una mala salud metabólica.

El estudio mostró que las personas que dormían una media de seis horas tenían una medida de cintura 3 cm mayor que las personas que dormían nueve horas diarias. Las personas que dormían menos también pesaban más.

Falta de sueño y síndrome metabólico
Los resultados refuerzan la evidencia de que un sueño insuficiente podría contribuir al desarrollo de trastornos metabólicos como la diabetes. El estudio, coordinado por la Dra. Laura Hardie, de la Universidad de Leeds (Reino Unido), examinó la relación entre duración del sueño, dieta y peso, sino también a otros indicadores de salud metabólica tales como presión sanguínea, colesterol en la sangre, azúcar en la sangre, y función del tiroides.

El estudio analizó los datos de 1.615 adultos que rellenaron cuestionarios sobre su ingesta alimentaria y horas de sueño. También se les tomó análisis de sangre para analizar su peso, circunferencia de cintura, y presión sanguínea, y se buscó asociaciones entre el total de horas de sueño y estos parámetros médicos.

La obesidad se ha duplicado desde 1980
El número de obesos en el mundo se ha duplicado desde 1980. La obesidad, comentan los autores, “contribuye al desarrollo de numerosas enfermedades, en especial la diabetes tipo 2. Menos horas de sueño también se asocian a niveles reducidos de colesterol HDL (el denominado “colesterol bueno” que ayuda a eliminar grasa perjudicial del torrente sanguíneo y por tanto protege de trastornos cardíacos). Por el contrario, y para sorpresa de los investigadores, el estudio no halló relación entre dormir menos horas y una dieta menos saludable, dado que otros estudios habrían sugerido que menos horas de sueño se asocian a dietas poco saludables.

Los hallazgos del estudio subrayan la importancia de dormir lo suficiente. Aunque la cifra ideal varía de una persona a otra, el consenso actual es que la mayoría de adultos deben dormir de 7 a 9 horas.
Imprimir el artículo