Noticias

Investigan nuevo método para eliminar el citomegalovirus de órganos trasplantados

Científicos de la EPFL (Ecole Politechnique Federale) de Lausana, Suiza, han descubierto el mecanismo que hace que se active un citomegalovirus (CMV) durmiente. Este virus, que habitualmente es inofensivo, puede resultar muy peligroso para personas con el sistema inmunitario debilitado o en desarrollo, como trasplantados o recién nacidos. El mecanismo identificado puede controlarse por medio de un fármaco ya existente, lo cual abriría el camino a nuevas estrategias para eliminar el virus de órganos para trasplante.

El Citomegalovirus
El citomegalovirus humano (CMV) es un tipo de virus del herpes extremadamente común que infecta a las personas de por vida. El 60% de la población de los países industrializados, y casi toda la población en países del tercer mundo, es portadora de este virus. Un sistema inmunitario sano puede tenerlo bajo control con facilidad, pero puede ser muy dañino para personas con un sistema inmunitario defectuoso como por ejemplo recién nacidos, personas con SIDA o trasplantados que toman inmunodepresores para evitar un rechazo. Una vez infectado, el CMV se oculta o “permanece durmiente” en las células madre productoras de sangre, reactivándose ocasionalmente cuando las células maduran.

Científicos suizos han descubierto el mecanismo molecular que permite al CMV permanecer durmiente en dichas células, o reactivarse y comenzar la infección de nuevo. El mecanismo puede ser modificado por medio de fármacos de uso común para forzar la reactivación del CMV, permitiendo así identificar y eliminar el virus por medio de fármacos antivirales. El estudio presenta también un posible mecanismo mediante el cual el CMV puede ser combatido con éxito en pacientes de alto riesgo, o eliminado de los órganos antes del trasplante.

¿Posible tratamiento estándar?
El equipo de investigadores de la EPFL descubrió una proteína que hace que el virus CMV pase de situación latente a activa. Esta proteína está ligada al genoma del CMV en células madre hematopoyéticas infectadas. Una vez sometida a una serie de estímulos externos, la proteína se ve sometida a una serie de cambios que permiten la activación del virus. Los investigadores han conseguido controlar in vitro este mecanismo por medio del fármaco cloroquina, empleado habitualmente para el tratamiento de la malaria. Cuando los investigadores trataron células madre productoras de sangre que contenían CMV latente, el virus se reactivó quedando expuesto, lo cual permitió a los médicos eliminarlo.

Este estudio arroja nueva luz sobre el mecanismo molecular que hace que el CMV pase a estado latente, lo cual podría permitir en un futuro investigar infecciones similares provocadas por otros virus de herpes. Por otra parte, el estudio ofrece un método directo y rápido de “forzar” al CMV a activarse, para así poder eliminarlo. Si los ensayos clínicos tienen éxito, la combinación de este fármaco con un antiviral podría llegar a ser el tratamiento estándar para erradicar el CMV en pacientes de alto riesgo y eliminarlo de tejidos de órganos a trasplantar.

Más información sobre el citomegalovirus en medicina21:

Imprimir el artículo