Noticias

La falta de sueño estaría asociada a un aumento de la tensión arterial

Períodos prolongados de sueño insuficiente estarían asociados a aumentos significativos de la tensión arterial durante la noche. Tales son las conclusiones de un estudio de la Clínica Mayo que fue presentada el pasado fin de semana en la 64ª sesión científica del Colegio americano de cardiología.

Efectos de la falta de sueño
La falta de sueño está asociada a accidentes profesionales de todo tipo: de tráfico, industriales y médicos, entre otros muchos. Las personas que no duermen lo suficiente también corren mayor riesgo de enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, obesidad y depresión, así como cáncer, muerte prematura y niveles inferiores de productividad y de calidad de vida.

Para su estudio, los investigadores de la clínica Mayo estudiaron ocho personas saludables de peso normal, de edades comprendidas entre los 19 y los 36 años. Durante los cuatro primeros días fueron sometidos a un período de aclimatación, seguidos de nueve días de restricción de sueño (cuatro horas de sueño por noche) o de sueño normal (9 horas por noche) seguidos de tres días de recuperación. Se monitorizó la tensión arterial de los participantes durante todo el período de estudio.

Los resultados mostraron que durante las horas nocturnas, su tensión arterial era de 115/64 mm/HG durante los períodos de sueño restringido, mientras que durante la fase de sueño normal su tensión media era de 105/57 mm/HG. Lo habitual es que la tensión arterial descienda durante la noche, pero no resultaba ser así durante los períodos de sueño limitado. Los investigadores también vieron que el ritmo de latidos del corazón era más elevado durante la fase de restricción de sueño que durante la fase de sueño normal.

Más información en medicina21.com:
Estrés, falta de sueño o alcohol pueden desencadenar una crisis epiléptica

La falta de sueño, asociada a una mayor presión arterial

Imprimir el artículo