Enfermedades

Los fármacos que reducen el colesterol aumentan la supervivencia tras un infarto de miocardio

Investigadores suecos ah encontrado que la administración de fármacos que reducen el colesterol a los pacientes inmediatamente después de un ataque cardíaco reduce su riesgo de muerte, en el año siguiente, en un 25%

Los autores afirman que dados los beneficios y los escasos efectos secundarios de los fármacos, los supervivientes de un ataque cardiaco con colesterol elevado, deberían iniciar el tratamiento aún antes de que les den el alta hospitaria. El Dr. Ulf Stenestrand del Hospital Universitario de Linkoping, publica sus hallazgos en el último número de este mes de la revista JAMA.

Los investigadores estudiaron los efectos de los fármacos que reducen el colesterol, conocidos con el nombre de estatinas, ya que estudios previos habían demostrado que las estatinas reducen el riesgo de un primer ataque cardíaco entre las personas con el colesterol elevado y otras investigaciones habían sugerido los mismos efectos beneficiosos para la prevención de un segundo ataque cardiaco.

Este estudio, realizado sobre unos 5.500 pacientes que ya tomaban estatinas cuando fueron dados de alta y sobre 14.000 pacientes que no las tomaban, demostró que un año después, el 9% de los que no las tomaban habían muerto, en comparación con el 4% de los que sí las tomaban. Los investigadores concluyeron su estudio afirmando que el tratamiento con estatinas reduce el riesgo de muerte de los pacientes en un 25%, siendo la primera investigación que se hace en este sentido, por lo que los autores recomiendan que se inicie el tratamiento con estos fármacos antes del alta hospitalaria en los pacientes con colesterol elevado que hayan padecido un ataque cardiaco.

Journal of the American Medical Association 2001;285:430-436.

Imprimir el artículo