Enfermedades

Los desfibriladores implantados pueden controlar una peligrosa cardiopatía

La miocardiopatía hipertrófica, un trastorno genético, afecta a menudo a individuos jóvenes.

Los desfibriladores implantables pueden reducir el riesgo de muerte súbita en los pacientes de alto riesgo con miocardiopatía hipertrófica, un engrosamiento genético del músculo cardíaco.

Cada vez són más los pacientes de la enfermedad que se benefician de los desfibriladores cardioversores implantables (DCI).

Estos dispositivos regulan las peligrosas alteraciones del ritmo cardíaco que sufren los pacientes, aunque no siempre es fácil identificar a los pacientes que más se beneficiarán de los desfibriladores.

Más información: JAMA 2007;298:405-412

Imprimir el artículo