Enfermedades

Dejar de fumar previene la muerte súbita

No es un secreto que fumar aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca, pero un reciente estudio sugiere que el consumo de cigarrillos también aumenta el riesgo de muerte súbita de origen cardiaco en personas que ya padecen de enfermedades del corazón

Pero para las personas que han conseguido dejar de fumar, el riesgo aumentado de muerte súbita desaparece casi de forma inmediata, tal como demuestra el estudio publicado en el último número de la revista Archives ofInternal Medicine.

La muerte súbita de origen cardiaco ocurre cuando el corazón del paciente cardiaco deja de latir de una forma brusca e inesperada. La causa más común de muerte súbita de origen cardiaco es la enfermedad de las arterias coronarias, que son las que llevan sangre al músculo cardiaco. Las principales complicaciones de la enfermedad de las arterias coronarias, o cardiopatía coronaria (CC) son la angina de pecho, el infarto de miocardio y la muerte súbita.

El tabaquismo aumenta el riesgo de desarrollar cardiopatía coronaria, pero no se sabía con certeza si el tabaco también aumentaba el riesgo de muerte súbita de origen cardiaco en las personas que ya padecían la enfermedad. Este estudio, sobre más de 3.000 personas con cardiopatía coronaria para confirmar que sí. Todos los participantes habían padecido un episodio de angina o un infarto previamente, y fueron seguidos durante unos 8 años por el equipo dirigido por el Dr. IlanGoldenberg del ChaimSheba Medical Center de TelHashomer, Israel.

Los que fumaban tenían un riesgo doble de experimentar una muerte súbita de origen cardiaco durante el plazo de tiempo que duró el estudio. Los fumadores que habían conseguido dejar de fumar, veían reducido su riesgo de muerte súbita de forma casi inmediata, al mismo nivel que los que no habían fumado nunca, independientemente del plazo de tiempo durante el que habían fumado.

“Nuestros resultados indican que seguir fumando cigarrillos eleva significativamente el riesgo de muerte súbita de origen cardiaco en pacientes con cardiopatía coronaria” señalan los investigadores. Los resultados subrayan cuán importante es dejar de fumar para los pacientes con enfermedades cardiacas, ya que “la disminución del riesgo de muerte súbita tras dejar de fumar es casi inmediata y hasta valores normales” concluyen.

Según los investigadores, el hecho que el riesgo aumentado de muerte súbita cardiaca desaparezca virtualmente de forma inmediata una vez la persona deja de fumar, sugiere que hay algo en el humo del tabaco que tiene un efecto tóxico directo que aumenta el riesgo de muerte súbita de origen cardiaco. Una posibilidad, sugerida por los investigadores, es que la nicotina sea capaz de desencadenar, de alguna forma, un ritmo cardiaco irregular que sea la causa de la muerte súbita.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 2003;163:2301-2305

Imprimir el artículo