Enfermedades

Desfibriladores en atención primaria y urgente

Pfizer y la Generalitat de Catalunya formarán y reciclarán a 9.100 profesionales sanitarios sobre el uso de desfibriladores

El Departament de Sanitat i Seguretat Social de la Generalitat de Catalunya y los laboratorios Pfizer han firmado un convenio por el cual se formará a 7.600 profesionales de atención primaria  y a 1.500 técnicos de transporte sanitario que se encargarán del uso de 628 nuevos desfibriladores. Estos dispositivos se instalarán en centros de atención primaria y en unidades de transporte sanitario.

El consellerde Sanitat i Seguretat Social de Catalunya, Xavier Pomés, y el presidente y director general de los laboratorios Pfizer en España, Emilio Moraleda, han firmado este acuerdo, que forma pare del Plan de Atención Integral a la Cardiopatía Isquémica que se desplegará en un plazo de tres años.

El convenio de formación se dirige tanto a profesionales que no saben usar desfibriladores como a los que ya los manejan, en forma de reciclaje formativo, a fin de asegurar un uso óptimo de estos aparatos en Catalunya.

El ConsellerPomés quiso destacar que: “con sólo haber adquirido los desfibriladores ya se habría dado un gran paso, pero no se buscó eso. Cuando los profesionales hayan adquirido los conocimientos necesarios para emplearlos a la perfección se instalarán los 274 aparatos para la asistencia primaria y los 354 destinados al transporte primario."

Emilio Moraleda, manifestó: “Pfizer se interesó rápidamente en colaborar con esta importante iniciativa del Departament de Sanitat. Además de formar a miles de profesionales, este programa salvará numerosas vidas de pacientes con cardiopatía isquémica. Por este motivo, es un auténtico honor para Pfizer tomar parte en el convenio.”

Se prevé que a finales de 2003 ya se habrá formado a más de 3.000 profesionales en más de 130 cursos y que se habrán instalado alrededor de 140 nuevos desfibriladores.

El objetivo del Plan de Atención Integral a la Cardiopatía Isquémica es mejorar la capacidad de respuesta del sistema sanitario ante esta enfermedad, que presenta una tasa de mortalidad de alrededor de 90 por cada 100.000 habitantes en Catalunya (lo que supone entre la mitad y un tercio de la tasa de otros países industrializados).

FUENTE: Medicina XXI

Imprimir el artículo