Enfermedades

Hipertensión y Fitoterapia

La hipertensión en España aproximadamente a un 20% de la población adulta. A partir de los 65 años esta cifra se eleva a un 50%

La hipertensión afecta en España aproximadamente a un 20% de la población adulta. A partir de los 65 años esta cifra se eleva a un 50%. La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera esta enfermedad como una epidemia silenciosa, puesto que en muchas ocasiones no produce síntomas y es la causante de graves accidentes cardiovasculares. Si no se detecta a tiempo puede llegar a producir la muerte de la persona que padece esta anomalía.

Desde Medicina 21 queremos recomendar tratamientos de fitoterapia (a base de plantas y sustancias vegetales), que resultan efectivos para combatir la hipertensión moderada o leve.

¿Cuándo consideramos que una hipertensión es leve?

 

Recordaremos que se considera una presión arterial normal aquella cuyos valores de presión sistólica (máxima) son inferiores a 140 mmHg y si la tensión diastólica(mínima) se encuentra por debajo de 90 mm Hg.

La hipertensión moderada o leve es aquella que presenta una presión diastólica (mínima) entre 90-105 mmHg y una tensión sistólica (máxima) entre 140-180 mm Hg.

La asociación de unas correctas medidas higienicodietéticas y de un adecuado tratamiento con fitoterapia, suelen proporcionar muy buenos resultados en el control de la hipertensión arterial moderada.

Medidas higienicodietéticas e hipertensión

 

Es el primer paso a seguir cuando se detecta una presión arterial elevada. Generalmente todos los pacientes que padecen hipertensión las conocen pero a pesar de ello, en muchas ocasiones al paciente hipertenso le resulta muy difícil el cumplimiento de estas medidas.

Las recordaremos brevemente:

- La persona hipertensa debe evitar el sobrepeso

- Se recomienda una dieta hiposódica (pobre en sal), se debe reducir a menos de 5  gramos de sal por día 

 - El consumo de alcohol debe ser moderado (se aconseja no sobrepasar la cantidad de 0,2 gramos por kilogramo al día, que correspondería a unos 200ml de vino al día en una persona adulta)

- El tabaco debe suprimirse en los hábitos del paciente con hipertensión

- Es importante realizar ejercicio físicocon moderación y evitar estados de estrés

Fitoterapia e hipertensión

Haremos un repaso de las diferentes plantas que se utilizan en el tratamiento de la hipertensión

Olivo (Olea europea)

La hoja del olivo posee propiedades diuréticas (aumenta la secreción de orina) e hipotensoras.

Espino Blanco (Crataegusoxyacantha)

Posee un efecto normalizador sobre la tensión arterial, que se debe al efecto regulador del ritmo cardiaco y a su acción vasodilatadora coronaria. A su vez tiene una acción sedante sobre el sistema nervioso. Se utilizan sus flores en forma de tisana y polvo, y el fruto en forma de extractos.

Tilo (Tilia platyphyllos)

Las inflorescencias (conjunto de flores de la planta) poseen propiedades diuréticas (aumentan la secreción de orina), sedantes,  antiespasmódicas (curan los espasmos) y sudoríferas (promueven el sudor). La corteza tiene un efecto hipotensor y dilatador de las arterias coronarias.

Valeriana (Valeriana officinalis)

El rizoma que es un tallo subterráneo que crece horizontalmente y produce tallos aéreos y raíces, tiene propiedades sedantes y disminuye la tensión arterial.

Ajo (Alliumsativum)

La aliína es uno de los principios activos más importantes del ajo. En dosis elevadas, disminuye la presión sistólica (máxima) y la diastólica (mínima). El ajo es un vasodilatador de las arteriolas y de los capilares, de esta manera tiene propiedades hipotensoras y es un protector capilar. La parte utilizada es el bulbo (órgano subterráneo de la planta).

Muérdago (Viscumalbum)

Se utilizan las ramas jóvenes con sus hojas. Es una planta muy útil en el tratamiento de la hipertensión, es hipotensiva, vasodilatadora y diurética.

Mejorana (Origanummajorana)

Es una planta diurética e hipotensora porque disminuye el tono del sistema nervioso simpático, responsable de la contracción de las arterias. Se emplean las sumidades recolectadas en plena floración.

Fumaria (Fumariaofficinalis)

Se utiliza la planta entera, se caracteriza por un efecto diurético, antiespasmódico, depurativo y fluidificante de la sangre. Tiene propiedades antihipertensivas.

En la naturaleza existen otras muchas plantas con propiedades diuréticas que permiten que se elimine mayor cantidad de agua y sodio a nivel renal, lo que hace descender la presión arterial por disminución del volumen en los vasos sanguíneos. Entre ellas encontramos:

- Grama de botica (Agropyronrepens)

- Ortosifón, Té de Java (Ortosiphonstamineus)

- Pilosella o Vellosillla (Hyeraciumpilosella)

- Fresno (Fraxinusexcelsior)

- Grosellero negro (Ribesnigrum)

- Cola de caballo, Equiseto (Equisetum arvense)

- Abedul (Betulapendula)

Desde Medicina 21 queremos recordar que el tratamiento con fitoterapia se debe ensayar sólo en casos de hipertensión leve. Si con el tiempo la presión arterial no se controla, será necesaria la prescripción de un tratamiento farmacológico. En cualquier caso el tratamiento escogido debe ser conocido y controlado por el médico.

Imprimir el artículo