Articulos

Un medicamento antihipertensivo reduce significativamente el riesgo de muerte, infarto de miocardio, ictus y hospitalización por insuficiencia cardiaca en pacientes de alto riesgo

Los resultados del estudio ONTARGET podrían revolucionar el tratamiento de los pacientes con alto riesgo cardiovascular.

Un reciente estudio denominado ONTARGET pone de manifiesto que un tipo de fármaco para el tratamiento de la hipertensión, el antagonista de los receptores de la angiotensina II, es capaz de prevenir hasta una quinta parte de los episodios cardiovasculares graves, como infartos de miocardio o ictus.

El medicamento llamado antagonista de los receptores de la angiotensina II actúa bloqueando la acción de ciertas sustancias químicas que estrechan los vasos sanguíneos, es decir, favorece que la sangre fluya sin problemas. Este fármaco se utiliza sólo o en combinación con otros para disminuir las cifras elevadas de presión arterial.

Impacto de la enfermedad cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares son responsables de la tercera parte de todas las muertes en el mundo (cada año fallecen 17 millones de personas por esta causa). Además de su elevada mortalidad, también son una importante causa de incapacidad y cronicidad, de tal modo que se prevé que en el año 2020, constituirán la mayor causa de incapacidad en todo el mundo.
Cada dos segundos se produce en el mundo una muerte por enfermedad cardiovascular, cada cinco segundos un infarto de miocardio y cada seis segundos un ictus.
En España, el infarto de miocardio supone la primera causa de muerte en hombres, y el ictus (infarto cerebral) la segunda causa en mujeres.

Implicaciones del estudio ONTARGET

Según explica el Dr. José Luis Zamorano, jefe de la Unidad de Imagen Cardiovascular del ICV (Instituto Cardiovascular) del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y presidente de la Asociación Europea de Ecocardiografía e Imagen Cardiaca de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), ONTARGET demuestra el beneficio deL antagonista de los receptores de la angiotensina II en pacientes de alto riesgo, y su mejor tolerabilidad frente al tratamiento estándar con otra clase de fármaco, el inhibidor de la enzima conversora de angiotensina (IECA), utilizado también para el tratamiento de la hipertensión, que presenta mayor número de efectos adversos. Este es un aspecto muy importante puesto que un número considerable de personas no toleran los IECA.
Estos resultados posibilitan, según los expertos, una nueva opción terapéutica para los pacientes de alto riesgo, que es eficaz y mejor tolerada, lo que tendrá importantes repercusiones en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares.

Más información profesional en http://www.telmisartan.es

Imprimir el artículo