Articulos

Prueba de esfuerzo

La principal indicación de esta exploración cardiovascular es el diagnóstico y valoración de la gravedad de la angina de pecho que se desencadena por el esfuerzo

La prueba de esfuerzo o ergometría consiste en someter al paciente a un esfuerzo físico de forma controlada con objeto de evaluar la respuesta del corazón  y el sistema cardiocirculatorio a ese esfuerzo.

El esfuerzo puede realizarse mediante varios tipos de aparatos en los que puede aumentarse progresivamente la resistencia cada poco minutos y el paciente debe ir esforzándose más cada vez. Los aparatos que más habitualmente se utilizan son:

- Cinta continua movida por un motor de velocidad regulable

- Bicicleta estática en la que se regula la resistencia al pedaleo


Utilidad de la prueba de esfuerzo

La principal indicación de esta exploración cardiovascular es el diagnóstico y valoración de la gravedad de la angina de pecho que se desencadena por el esfuerzo.

"Después de un breve entrenamiento en la cinta o bicicleta,
se procede al inicio de la prueba, en la que cada 2-3 minutos
se aumenta el grado de esfuerzo"

Otras indicaciones son:

- Evaluar la aparición de arritmias con el esfuerzo

- Calcular los parámetros hemodinámicos con el esfuerzo

- Evaluar la mejoría tras el tratamiento médico o quirúrgico y la rehabilitación cardíaca

- Prescripción de guías de actividad tolerables adecuadas a cada paciente


¿Cuándo no puede realizarse la prueba de esfuerzo?

Cuando existen enfermedades cardíacas o cardiovasculares que pueden descompensarse con el esfuerzo, como por ejemplo:

- Infarto de miocardio reciente

- Arritmias cardíacas no controladas o bloqueo auriculoventricular completo

- Angina inestable o de reposo

- Estenosis aórtica o subaórtica

- Tromboflefitis o embolismo reciente


Preparación del paciente

El paciente debe estar en ayunas de 2-3 horas antes y debe acudir al laboratorio con ropa y calzado deportivo. Es importante consultar acerca de si se puede tomar la medicación habitual.

A continuación se aplican los electrodos del ECG y se aseguran mediante un vendaje para evitar su movilidad durante el esfuerzo. Habitualmente se obtiene un ECG antes del esfuerzo. Al mismo tiempo se realiza un registro continuo de la tensión arterial y de la frecuencia cardíaca.

Después de un breve entrenamiento en la cinta o bicicleta, se procede al inicio de la prueba, en la que cada 2-3 minutos se aumenta el grado de esfuerzo. La prueba se acaba cuando el paciente afirma haber llegado a su máximo esfuerzo, cuando se observan cambios isquémicos en el ECG, cuando aparecen arritmias severas, o cuando se alcanzan los objetivos de la prueba de esfuerzo.

Al finalizar la prueba se pide al paciente que camine durante unos minutos a paso normal para evitar la congestión venosa y los mareos que pueden ocurrir si se cesa el esfuerzo de forma brusca.

"La prueba se acaba cuando el paciente afirma
haber llegado a su máximo esfuerzo"

Parámetros medidos en la prueba de esfuerzo

- Magnitud de la depresión o ascenso del segmento ST en el ECG

- Incremento de la frecuencia cardíaca y la tensión arterial con el esfuerzo

- Aparición de transtornos del ritmo, o arritmias, en el ECG

- Aparición de dolor torácico, fatiga de extremidades, mareo, náuseas, cianosis (coloración azulada de las puntas de los dedor, la nariz , las orejas o los labios) o desorientación durante la prueba

- Tiempo de recuperación de la tensión arterial y la frecuencia cardíaca hasta sus valores normales en reposo, tras el esfuerzo

Prueba de esfuerzo con gammagrafía cardíaca con talio-201

Para realizar una gammagrafía cardíaca conjuntamente con la prueba de esfuerzo, alrededor de un minuto antes de finalizar la prueba se inyecta cloruro de talio-201 por vía intravenosa. El talio-201 es un isótopo radiactivo que se deposita en los tejidos musculares, entre ellos el corazón, en proporción directa al grado de cantidad de sangre que recibe. A los 5-10 minutos de finalizar la prueba de esfuerzo se coloca al paciente bajo una gammacámara y las 2-4 horas de reposo se realiza otra gammagrafía cardíaca.

La gammacámara, que es sensible a la radiación que emite el isótopo, recoge esa radiación gamma y compone una imagen del corazón en diferentes colores en función de la cantidad de isótopo depositado en cada zona, en base a la mayor o menor cantidad de sangre que le llega. La comparación de las gammagrafías tras la prueba y tras el reposo permiten ayudar al diagnóstico de angina de pecho al esfuerzo, zonas de infarto antiguo o cicatrices, etc.

Imprimir el artículo